El Clínico San Cecilio instruye hoy a 300 profesionales en talleres de reanimación cardiopulmonar para saber actuar en situaciones de urgencia vital

Escrito por Francisco HERRERA el 16 oct. 2023
Etiquetas: Urgencias, Cardiología, UCI
Coincidiendo con el día mundial de la RCP, el hospital ha presentado también su plan interno de actuación ante paradas cardiorrespiratorias que se producen dentro del recinto hospitalario
El Clínico San Cecilio instruye hoy a 300 profesionales en talleres de reanimación cardiopulmonar para saber actuar en situaciones de urgencia vital

El Hospital Universitario Clínico San Cecilio de Granada ha llevado hoy a cabo talleres prácticos grupales de reanimación cardiopulmonar (RCP), dirigidos a profesionales sanitarios y no sanitarios, con el objetivos de instruirles para saber actuar antes situaciones de urgencia vital que se puedan producir dentro del recinto hospitalario. Alrededor de 300 profesionales de diversas categorías (sanitarios y no sanitarios) han asistido a las sesiones, de 45 minutos de duración, que se han desarrollado coincidiendo con el Día Mundial de la Parada Cardíaca, en las inmediaciones del salón de actos del hospital granadino.

Un grupo de instructores cualificados, integrados por personal facultativo y de enfermería de áreas como Urgencias, Cuidados Intensivos, Pediatría, Bloque Quirúrgico o Cardiología, ha impartido los diversos talleres sobre soporte vital básico a adultos, neonatos y menores en edad pediátrica, dirigidos a casi una treintena de grupos de diez alumnos a los que se ha capacitado tanto en las técnicas de soporte vital básico como en el uso del desfibrilador.

Cabe señalar igualmente que cerca de 500 profesionales del Hospital Universitario Clínico San Cecilio han recibido, a lo largo de 2023, formación acreditada en soporte vital básico o avanzado, mediante diversas ediciones de cursos programados. Concretamente, 301 profesionales sanitarios se han instruido en soporte vital avanzado (ya sea por primera vez o en cursos para recordar y reciclar estas competencias), otras 114 trabajadores con perfil sanitario se han formado en soporte vital básico, a los que hay que añadir 63 profesionales más, de categorías no sanitarias. En este caso, se trata de formación oficial integrada en el Plan de Formación Interno del hospital.

Además, el centro sanitario ha acogido hoy en su salón de actos la presentación del Plan Hospitalario de Atención a la Parada Cardiorrespiratoria a profesionales de distintas áreas y categorías implicadas en este tipo de asistencia. Se trata de un plan que se actualiza periódicamente y que se canaliza a través del comité de RCP del hospital.

Así, durante la jornada, se ha expuesto el sistema de activación de dicho plan ante una emergencia; la existencia de un equipo de atención de la Unidad de Cuidados Intensivos que se desplaza al lugar del paciente; el equipamiento del que se dispone, a tal efecto, en las diferentes salas; la ubicación de los desfibriladores; la respuesta específica para los pacientes pediátricos y neonatos; y finalmente, el sistema de formación y reciclaje del personal del hospital clínico.

La importancia de la RCP en cifras

Se estima que en España la cifra de pacientes que son tratados anualmente por una parada cardiorrespiratoria (PCR) intrahospitalaria es de alrededor de 20.000 personas. Al igual que sucede en otros países, la magnitud del problema desde el punto de vista de la Salud Pública es de tal calado que el número de fallecimientos con el que se asocia supera ampliamente el causado por los accidentes.

Existe la evidencia de que puede disminuirse la mortalidad y las secuelas que originan las PCR si se mejora la respuesta asistencial, disminuyendo al máximo los retrasos en la respuesta mediante la optimización de la denominada "cadena de la supervivencia hospitalaria". El desarrollo y puesta en marcha de este tipo de planes hospitalarios y eventos, así como la formación, contribuyen a ello.

En este sentido, estrategias como las siguientes se han demostrado de utilidad para mejorar dicha cadena de supervivencia hospitalaria: La detección y tratamiento precoz de las situaciones susceptibles de desencadenar una parada cardíaca; El reconocimiento precoz de la PCR por el personal del hospital; La aplicación precoz y adecuada de las técnicas de soporte vital básico; La desfibrilación temprana, con la utilización por el personal de la desfibrilación semiautomática; El inicio rápido y adecuado de las técnicas de soporte vital avanzado; Y la instauración de unos cuidados posreanimación de calidad, con el traslado asistido e ingreso temprano en la Unidad de Cuidados Intensivos.

Asimismo, el Plan Nacional de RCP elaboró en 2005 una serie de recomendaciones sobre la reanimación cardiopulmonar en el hospital. En ellas se detallan los aspectos organizativos y funcionales que deben establecerse.