El Hospital San Cecilio certifica con AENOR la implantación de un sistema de calidad en sus áreas de Mantenimiento, Lencería, Central de Esterilización, Recursos Humanos y Centralita

Escrito por Samara GARCIA el 2/11/2018
Etiquetas: Acreditación
En la certificación ha sido clave la orientación a la mejora continua, con el control y seguimiento de los servicios, recogiendo las expectativas de profesionales y usuarios, transformándolas en oportunidades de mejora e identificando posibles riesgos
El Hospital San Cecilio certifica con AENOR la implantación de un sistema de calidad en sus áreas de Mantenimiento, Lencería, Central de Esterilización, Recursos Humanos y Centralita

El nuevo Hospital Universitario San Cecilio, ubicado en el Parque Tecnológico de la Salud (PTS) de Granada, ha obtenido recientemente la certificación de calidad AENOR (Asociación Española de Normalización y Certificación) según la norma ISO 9001:2015, por la implantación del Sistema de Gestión de Calidad en sus áreas de soporte y servicio hospitalario de Mantenimiento, Lencería, Central de Esterilización, Recursos Humanos y Centralita. 

Así, este sello AENOR distingue la orientación a la mejora continua de estos servicios claves para el correcto funcionamiento del centro hospitalario. Concretamente, el estándar internacional de la norma ISO (Organización Internacional de Normalización) vinculado a la calidad que han superado las cinco áreas certificadas implica una apuesta estratégica por parte del hospital para mejorar el desempeño de las funciones y procesos de trabajo en cada una de estas áreas. 

Para lograr la certificación ha sido necesario asumir como una constante en el flujo de trabajo cotidiano el control, seguimiento y análisis de los cinco servicios, recogiendo, por un lado, las expectativas de sus profesionales y usuarios y, por otro, transformándolas en oportunidades de mejora, así como identificando y abordando los posibles riesgos derivados de las actividades que se desempeñan en cada área, evaluando la probabilidad de que sucedan y sus niveles de impacto. 

Así, entre los principales objetivos que se marcan las unidades certificadas destacan: asegurar a los usuarios de los servicios el constante esfuerzo por cumplir y elevar los estándares de calidad para así satisfacer sus necesidades presentes y futuras; dotar a la organización de una herramienta que especifique las responsabilidades de cada área de trabajo para evitar solapamientos en las competencias; disponer de una ‘Guía de Actuación’ que prevenga la aparición de ‘no conformidades’ y, si éstas ya se han producido, adoptar las medidas necesarias para su correcta resolución; y contar con una descripción detallada de cada servicio en relación a sus circuitos de funcionamiento que permita la adopción de nuevas técnicas, procedimientos y personal que contribuyan a la mejora continua de los servicios. 

Fortalezas identificadas en la auditoria 

De manera más concreta, entre las líneas que se destacan como positivas en la auditoria de estas cinco áreas de soporte hospitalario, cabe resaltar la gestión y control del material del almacén de mantenimiento; el control preventivo de los equipos e instalaciones del centro hospitalario, para su correcto funcionamiento; la sectorización y control en las áreas que integran la Central de Esterilización y el control de entrada y salida del material; la actualización de las líneas de comunicación internas y externas del centro (Centralita); la gestión del aprovisionamiento y selección del personal; la Implantación de nuevos sistemas de control y gestión junto con el seguimiento de indicadores y controles de calidad implantados; la mejora en la coordinación de procesos internos entre los implicados; la mejora de la coordinación interna entre las áreas certificadas y el resto del hospital; o la participación en simulacros. 

Está certificación, que afecta de manera directa a alrededor de 190 profesionales de las áreas mencionadas, y de forma indirecta a todos los profesionales del centro, debe pasar auditorías de seguimiento cada doce meses para asegurar que el Sistema de Gestión de Calidad se mantiene acorde con los principios establecidos. Igualmente, la fecha de validez de los certificados es de tres años, una vez cumplido este plazo es necesario realizar una auditoría de renovación. 

El nuevo Hospital Universitario San Cecilio tiene entre sus objetivos estratégicos la apuesta por sistemas de certificación como éste, que sirven a su vez como base para avanzar hacia otros sistemas de acreditación implantados dentro del sistema sanitario público andaluz, como son el Sistema de Gestión Ambiental (SIGA SSPA) según la norma UNE-EN ISO 14001:2015, el Sistema de Inocuidad de Alimentos UNE -EN ISO 22000:2005, o las acreditaciones de la Agencia de Calidad Sanitaria (ACSA), entre otros.