El Clínico San Cecilio incorpora un sistema inteligente de ayuda para la toma de decisiones en pacientes con tratamiento antibiótico

Escrito por Samara GARCIA el 29 dic. 2021
La herramienta informática permite integrar la información clínica procedente de diferentes aplicaciones del hospital, mejorando la seguridad y eficacia de los tratamientos
El Clínico San Cecilio incorpora un sistema inteligente de ayuda para la toma de decisiones en pacientes con tratamiento antibiótico

El Hospital Universitario Clínico San Cecilio de Granada ha incorporado un sistema inteligente que presta soporte en la toma de decisiones clínicas relacionadas con el uso apropiado de antibióticos en los tratamientos de pacientes hospitalizados.

Esta herramienta permite integrar la información clínica de los pacientes procedente de diversas aplicaciones informáticas del hospital (historia clínica, datos de laboratorio y microbiología, programa de prescripción y programa de dietas), para ayudar a los profesionales sanitarios a mejorar la seguridad y eficacia de los tratamientos farmacológicos con antibióticos.

En este sentido, cabe subrayar que el constante aumento de las resistencias bacterianas y el agotamiento de los antibióticos eficaces para luchar contra ellas, está ocasionando un problema de salud pública mundial que produce una gran cantidad de muertes. Así, llevar a cabo un uso adecuado de los tratamientos antibióticos en el ámbito sanitario es cada vez más importante.

Para afrontar este problema, en los últimos años se han implantado programas multidisciplinares que tratan de mejorar el uso de antibióticos. En este sentido, la Consejería de Salud y Familias de la Junta de Andalucía tiene en marcha el ‘Programa integral de prevención y control de las infecciones relacionadas con la asistencia sanitaria y uso apropiado de los antimicrobianos (PIRASOA)’, y a nivel hospitalario, los PROA, Programas de Optimización de Antimicrobianos, también persiguen este objetivo.

En el Clínico San Cecilio, el equipo PROA está liderado por profesionales de Enfermedades Infecciosas, Farmacia Hospitalaria y Microbiología Clínica, y cuenta además con representación de todas las especialidades médicas y quirúrgicas con especial mención al servicio de Medicina Intensiva (UCI).

El objetivo: contribuir al uso adecuado de antibióticos

Alineada también con la estrategia europea de sensibilizar sobre la amenaza que la resistencia a los antibióticos supone para la salud pública y fomentar el uso prudente de los mismos, la herramienta informática que se está empleando desde hace un año en el Clínico San Cecilio, integrada dentro del programa Andares©, tiene como objetivo prioritario promover el uso apropiado de los antibióticos en los tratamientos de pacientes hospitalizados.

De esto modo, en el diseño e implantación de la herramienta han trabajado profesionales de los servicios de Farmacia Hospitalaria, Análisis Clínicos, Microbiología Clínica, Enfermedades Infecciosas, Medicina Intensiva, Informática y Tecnologías de la Información y Comunicación.

Este equipo multidisciplinar ha realizado la adaptación de la herramienta de inteligencia artificial para integrar los datos del paciente incluidos de varias fuentes de información y hacer un análisis de indicación, de cara a la posterior toma de decisiones sobre su tratamiento.

De este modo, a partir de la definición de un conjunto de parámetros establecidos por el equipo multidisciplinar PROA, que tienen en cuenta, por ejemplo, variables analíticas del paciente, su historial microbiológico, biomarcadores de infección, pauta de tratamiento, tipo de dieta, etc., se realizan cribados exhaustivos de todos los pacientes ingresados en el hospital, con tratamiento antimicrobiano (una media de 250 diarios), que son candidatos a mejorar la calidad y seguridad de su prescripción antibiótica.

Concretamente, se actúa en dos fases, por un lado, mediante el mencionado cribado o screening permanente de los pacientes ingresados cuyo tratamiento incluye antibiótico, para el cual resulta de gran utilidad la existencia de la herramienta informática descrita, y posteriormente, mediante la intervención del equipo PROA con el facultativo prescriptor de la medicación, con quien se consensúan los ajustes necesarios en el tratamiento antibiótico para optimizar su uso.

Cabe señalar también que el sistema informático permite generar alertas automáticas que orientan la validación de los tratamientos y previenen de forma precoz eventos adversos relacionados con los antibióticos. También facilita la personalización de los tratamientos atendiendo a las características del paciente y de los propios fármacos, optimizando así el uso de antibióticos y contribuyendo a reducir el desarrollo y diseminación las resistencias a los mismos.

Actualmente, el Hospital Universitario Clínico San Cecilio está adaptando y pilotando este mismo sistema inteligente en otros programas clave como el de conciliación de la medicación domiciliaria en pacientes ingresados en servicios quirúrgicos, así como su potencial exportación a otros centros del Sistema Sanitario Público de Andalucía.

Entre los retos a futuro que se plantean, se encuentra la posibilidad de que la herramienta informática se cruce con la guía de tratamiento antimicrobiano y el mapa de resistencias del centro hospitalario, mejorando su potencialidad y eficacia de manera automática.

Los antibióticos, fármacos distintos

Los antimicrobianos son fármacos distintos al resto. Su eficacia en la reducción de la morbilidad y la mortalidad es muy superior a la de otros grupos de medicamentos. Sin embargo, por otra parte, son los únicos fármacos con un alto impacto ecológico, de manera que su administración puede contribuir a la aparición y diseminación de resistencias microbianas. Además, son utilizados por médicos de prácticamente todas las especialidades.

La actual complejidad en el manejo de las enfermedades infecciosas y del aumento de las resistencias bacterianas hace imprescindible el establecimiento de medidas y programas de optimización del uso de antimicrobianos en los hospitales, en la línea de los que ya se implementan gracias al desarrollo en Andalucía de los PROA.