La Unidad de Insuficiencia Cardíaca del Clínico San Cecilio atiende anualmente a un millar de pacientes

Escrito por Francisco HERRERA el 18 mar. 2024
Profesionales de cardiología, medicina interna y enfermería ofrecen una atención integral y conjunta a pacientes complejos con esta patología
La Unidad de Insuficiencia Cardíaca del Clínico San Cecilio atiende anualmente a un millar de pacientes

El Hospital Universitario Clínico San Cecilio de Granada atiende anualmente a un millar de pacientes con insuficiencia cardíaca a través de su unidad específica. Profesionales de cardiología, medicina interna y enfermería, ofrecen de forma conjunta en el área de consultas anexo al hospital de día de insuficiencia cardíaca, una atención integral a pacientes complejos con esta patología, con la colaboración de otras especialidades como nefrología, endocrinología y medicina física y rehabilitación.

La insuficiencia cardíaca es una anomalía del corazón que hace que no bombee la sangre suficiente que el cuerpo necesita, lo que deriva en síntomas como dificultad para respirar, cansancio o inflamación de las extremidades inferiores. No obstante, según el Dr. Jesús Gabriel Sánchez, responsable de la unidad, “se trata de una patología que si es correctamente diagnosticada y tratada, permite preservar la calidad de vida de los pacientes”.

Ese es el objetivo de la Unidad de Insuficiencia Cardíaca del Clínico San Cecilio que fue creada en 2011 para atender a los pacientes complejos con esta patología. Anualmente, se registran en el hospital más de 500 altas de pacientes con insuficiencia cardíaca como diagnóstico principal y más de 1.300 con insuficiencia cardíaca como diagnóstico secundario.

La unidad ofrece una atención integral y personalizada para cada paciente, donde se presta especial atención a la educación para la salud y el autocuidado. El objetivo de la unidad es, en palabras de Sánchez, “empoderar al paciente y su familia en el cuidado, así como ofrecer un tratamiento ajustado a la evolución de la enfermedad”.

En esta labor de formación en el autocuidado desempeña un papel fundamental la enfermería, que ofrece a los pacientes recursos para cuidarse. María Teresa Molina, enfermera de la unidad, destaca los tres pilares básicos en el tratamiento de la insuficiencia cardíaca: seguimiento del tratamiento prescrito por el médico, dieta saludable baja en sal y grasas y la realización regular de ejercicio físico.

Molina señala, además, “la importancia de que los pacientes aprendan a identificar los síntomas de descompensación como el aumento brusco de peso, el ahogo o la hinchazón”. Cuando esto sucede, “los pacientes pueden contactar vía telefónica con la unidad para recibir tratamiento en el hospital de día, estabilizando su situación y reduciendo la necesidad de ingreso hospitalario”.

La consulta de Enfermería de la Unidad de Insuficiencia Cardíaca atiende anualmente en torno a 1.300 consultas presenciales y 650 telefónicas, facilitando el acceso de los pacientes en seguimiento a los profesionales para resolver dudas sobre su tratamiento.

Acreditada por la Sociedad Española de Cardiología

La Unidad de Insuficiencia Cardíaca del Clínico San Cecilio cuenta con la certificación SEC-Excelente que concede la Sociedad Española de Cardiología desde el año 2018. Se trata de un reconocimiento a la labor de la mejora continua de la atención sanitaria que se lleva a cabo en esta área, a través del cumplimiento de unos estándares de calidad establecidos por dicha organización científica.

Además, esta Unidad recibió en noviembre de 2023 el primer premio del concurso ‘Cardio Ruta IC’ en el marco del congreso nacional de la Sociedad Española de Cardiología (SEC). El proyecto "Coordinación entre Atención Primaria y el hospital en la asistencia al paciente con insuficiencia cardíaca en el Hospital Universitario San Cecilio: derivación de consultas y transición al alta hospitalaria" fue premiado en la categoría ‘Continuidad asistencial de la Insuficiencia Cardíaca’ y supone un paso más en la busca de las “Best Practices en Cardiología en Insuficiencia cardíaca de la SEC.

Cuida tu salud

La Unidad de Insuficiencia Cardíaca del Clínico San Cecilio protagoniza la nueva entrega del programa audiovisual ‘Cuida tu salud’ desarrollada por el hospital para abordar diversas cuestiones de educación sanitaria de interés para los usuarios. El vídeo, realizado gracias a la colaboración de los profesionales de Cardiología, explica el funcionamiento de la Unidad, así como recomendaciones para los pacientes con esta patología. Se puede ver desde hoy en los perfiles en redes sociales del Hospital (@clinicodegranada) y en el canal de Youtube.

Jornadas de atención multidisciplinar

El Clínico San Cecilio acogerá el próximo 23 de mayo las IV Jornadas sobre atención multidisciplinar del paciente con insuficiencia cardíaca que organiza la unidad para avanzar en la mejora continua de la atención de los pacientes con esta patología en nuestra área sanitaria. Este encuentro reúne anualmente a más de un centenar de profesionales de diferentes especialidades implicados en la atención de estos pacientes. La inscripción es gratuita y se puede realizar a través de este enlace.

Insuficiencia cardíaca

La insuficiencia cardíaca se produce cuando el corazón no bombea correctamente, haciendo que no llegue suficiente riego sanguíneo al organismo y que se acumulen los líquidos que el corazón no logra bombear. Esta enfermedad tiene un importante efecto en el empeoramiento de la calidad de vida de los pacientes y está asociada a múltiples comorbilidades. Para su tratamiento se requiere un abordaje multidisciplinar que contempla un amplio abanico de profesionales y en los que los programas de insuficiencia cardíaca son fundamentales, contribuyendo a mejorar el pronóstico y la calidad de vida de los pacientes.

Igualmente, es fundamental prevenir la aparición de insuficiencia cardíaca a través del estricto control de los factores de riesgo, una adecuada planificación de las transiciones entre profesionales bien formados, un programa de visitas estructurado con detección precoz de las descompensaciones, optimización del tratamiento y un programa de educación sanitaria para empoderar al paciente son fundamentales para mejorar el pronóstico de la enfermedad.