Profesionales de Angiología y Cirugía Vascular del Clínico San Cecilio coordinan un congreso internacional con más de 250 participantes

Escrito por Francisco HERRERA el 11 dic. 2020
Etiquetas: Cirugía Vascular
La segunda edición de este encuentro, prevista inicialmente con Granada como sede, se celebra del 9 al 11 de diciembre en modalidad telemática y reúne a los cirujanos vasculares más destacados de España
Profesionales de Angiología y Cirugía Vascular del Clínico San Cecilio coordinan un congreso internacional con más de 250 participantes

El encuentro ‘Granada Peripherical Summit (GPS) celebra del 9 al 11 de diciembre en modalidad telemática su segunda edición en la que participan más de 250 profesionales de este campo. Entre ellos se encuentran los cirujanos vasculares más destacados de España y especialistas de Chile y Méjico que abordarán las principales novedades en el tratamiento de la enfermedad vascular periférica.

Este congreso, previsto inicialmente con Granada como sede, ha cuadruplicado sus participantes con respecto a 2019, consolidándose como cita importante en esta especialidad. A lo largo del mismo se desarrollarán ocho mesas redondas que profundizarán en las técnicas más modernas para atender estas patologías, que afectan gravemente a la circulación sanguínea de las extremidades.

Las mesas contarán con la exposición de más de 50 ponencias y casos para analizar las últimas guías, ensayos clínicos y los dispositivos tecnológicos existentes para el tratamiento de estas enfermedades arteriales, las más frecuentes a las que se enfrentan los especialistas de Angiología y Cirugía Vascular.

El Granada Peripherical Summit está organizado por los servicios de Angiología y Cirugía Vascular del Hospital Clínico San Cecilio y el Hospital Universitario Santa Lucía de Cartagena (Murcia) y cuenta con una destacada presencia de profesionales del hospital granadino. Luis Miguel Salmerón, responsable de Angiología y Cirugía Vascular y codirector del GPS, al igual que el Dr. Jorge Cuenca, responsable del Servicio del hospital Universitario Santa Lucía de Cartagena (Murcia), se congratulan de “haber logrado celebrar el congreso pese a las dificultades derivadas de la pandemia, incrementando su duración y el número de asistentes” y destaca “la ilusión y el impulso de los profesionales del servicio que se vuelcan para poner a disposición de los compañeros de toda España un encuentro de gran interés para la especialidad”.

El encuentro cuenta con el aval científico de la Sociedad Española de Angiología y Cirugía Vascular y de la Sociedad Andaluza, así como del Capítulo de Diagnóstico Vascular y del Capítulo de Cirugía Endovascular. Las sesiones se han programado a partir de las 16.00 horas para no interferir en la actividad asistencial de los participantes. Toda la información sobre el GPS se puede encontrar en su página web: https://www.peripheralsummit.com

Unidad de Angiología y Cirugía Vascular

La unidad del Hospital Universitario Clínico San Cecilio está formada por nueve especialistas en Angiología y Cirugía Vascular, cinco médicos internos residentes, 17 enfermeras y 13 auxiliares de enfermería. Anualmente, más de 9.300 pacientes son atendidos en consultas y se llevan a cabo cerca de 1.500 intervenciones quirúrgicas, de las que el 80% están relacionadas con enfermedades arteriales periféricas.

Entre sus prestaciones destacan la unidad de Pie Diabético, el laboratorio vascular de exploraciones no invasivas, único de Andalucía acreditado por el Capítulo de Diagnostico Vascular, así como el empleo del quirófano híbrido, un dispositivo único en Andalucía que incorpora un equipo de rayos X de última generación de forma permanente al quirófano. Gracias a él, se dispone de una calidad de imagen excepcional en las intervenciones, reduciéndose las dosis de radiación y acortando los tiempos de operación y la estancia media de lso pacientes, que así pueden integrarse a su actividad diaria, lo más rápido posible.

Enfermedad arterial periférica

Esta patología es un problema circulatorio frecuente en el que se reduce la llegada de sangre a las extremidades como consecuencia del estrechamiento de las arterias. Afecta mayoritariamente a personas con una franja de edad por encima de los 70 años que presentan otras enfermedades asociadas, lo que aumenta los riesgos derivados de la cirugía convencional. Por ello, se opta por intervenciones quirúrgicas avanzadas, mínimamente invasivas y realizadas con técnicas poco agresivas, para facilitar la llegada de riego sanguíneo a las extremidades inferiores.

El empleo de estas técnicas se realiza mediante la punción de las arterias más accesibles, habitualmente la arteria femoral. A través de ella, los cirujanos vasculares se introducen en el árbol vascular y mediante catéteres navegan por el sistema arterial para llegar a las zonas que dificultan el paso de la sangre. Localizadas dichas zonas, se atraviesa la lesión y gracias a un catéter se dilatan las partes que estaban impidiendo el flujo de la sangre para restablecer el riego, evitando complicaciones como una posible amputación del miembro.