Una auditoría externa certifica como excelente el grado de precisión de las dosis que emiten los aceleradores lineales del Clínico San Cecilio

Escrito por Samara GARCIA el 4 abr. 2024
Etiquetas: Radiofísica, Calidad
Los profesionales de Radiofísica han verificado la exactitud de las mediciones en las dosis de radiación de los dos ALEs con los que reciben tratamiento los pacientes oncológicos
Una auditoría externa certifica como excelente el grado de precisión de las dosis que emiten los aceleradores lineales del Clínico San Cecilio

Una auditoria externa internacional ha certificado como ‘excelente’ el grado de precisión de las dosis de radioterapia que emiten los dos aceleradores lineales (ALEs) con los que cuenta en Hospital Universitario Clínico San Cecilio. Para ello, profesionales de Radiofísica del centro han sometido a este proceso de verificación la exactitud de la radiación emitida por este equipamiento de alta tecnología con el que reciben tratamiento los pacientes oncológicos que lo requieren. Concretamente, más de 1.100 pacientes con cáncer se tratan cada año con radioterapia en el Clínico de Granada.

Así, el resultado de estas mediciones ha resultado excelente, pues en todas las medidas efectuadas la desviación detectada ha estado por debajo del 1%, y en algunos casos, ha sido inferior al 0,5%, lo que otorga el ‘nivel A’ de precisión, es decir el máximo estipulado.

La empresa encargada de realizar la auditoría externa ha sido PTW, trazada por los laboratorios primarios alemanes de metrología de la radiación (PTB o Physikalisch-Technische Bundesanstalt), que ha verificado la exactitud de las mediciones de dosis realizadas habitualmente por los profesionales de Radiofísica del Clínico San Cecilio, dentro del proceso de validación de seguridad y calidad que se sigue en el centro.

El jefe de servicio de Radiofísica del hospital, Diego Burgos, explica: “En los últimos 4 años, con dos aceleradores de electrones, nuestro servicio ha planificado y verificado las dosis que reciben alrededor de 1.100 pacientes oncológicos cada año”. En este sentido, añade Burgos: “La planificación de dosis es uno de los pasos clave del proceso de tratamiento radioterápico. Para ello se diseña y planifica de manera personalizada, la mejor distribución de dosis para cada tratamiento, de modo que existan las mayores opciones para controlar la enfermedad”.

En este sentido, aunque la precisión es crucial en todo el proceso, la medida de la tasa de emisión de radiación de los aceleradores supone uno de los puntos más críticos, pues de ello depende que se imparta al paciente la cantidad de radiación exacta. De ahí la importancia de verificar que la precisión de las dosis pautadas es excelente.

Un servicio certificado con ‘Calidad Óptima’

La Unidad de Radiofísica del Hospital Universitario Clínico San Cecilio de Granada logró convertirse, en 2021, en la primera de esta especialidad en Andalucía en certificar su calidad con el modelo de la Agencia de Calidad Sanitaria de Andalucía (ACSA). En concreto, alcanzó el nivel ‘Óptimo’, el segundo de los tres niveles establecidos por el sistema de certificación de calidad establecido por la ACSA, y en breve van a optar por subir al nivel superior.

Este servicio del Hospital Universitario Clínico San Cecilio se encarga de aplicar la física a todos los procesos de atención que impliquen el uso de radiaciones con dos objetivos fundamentales: mejorar la eficacia de los tratamientos y procedimientos diagnósticos y facilitar una mayor seguridad de los pacientes y profesionales en contacto con las mismas.

La unidad de Radiofísica está compuesta por 17 profesionales de diferentes categorías: ocho especialistas en radiofísica, un técnico especialista de imagen para el diagnóstico y tres de radioterapia y dosimetría, tres especialistas internos residentes (puesto que disponen de formación vía EIR) y un administrativo. Anualmente realiza más de 1.100 planificaciones para nuevos pacientes oncológicos (la mayor parte de alta complejidad como la radiocirugía, IMRT, VMAT y SBRT), controla más de 100 equipos de rayos X, Medicina Nuclear y Radioterapia de la zona Granada-Sureste y se encarga de la dosimetría personal de más de 600 profesionales expuestos.

En ello, es fundamental su colaboración con servicios del hospital como Radiodiagnóstico, Medicina Nuclear, Urología, Oncología Radioterápica, Cardiología y Cirugía Vascular, entre otros servicios junto a los que trabajan para planificar los tratamientos, diagnósticos o procedimientos intervencionistas. Todos ellos requieren el uso de radiaciones ionizantes para realizar sus procedimientos sobre el paciente de forma segura y fiable.

Además, el servicio de Radiofísica se encarga de realizar los controles de calidad periódicos de los equipos y supervisar su instalación inicial para garantizar que su puesta en funcionamiento se realiza correctamente. Igualmente, sus profesionales desarrollan una importante labor de formación con otros profesionales sanitarios sobre la utilización del equipamiento y trabajan en la Protección Radiológica, minimizando los efectos nocivos de las radiaciones en los profesionales que trabajan con radiaciones o cerca de ellas, así como en los propios pacientes.