El Clínico San Cecilio amplía un 30% la capacidad de su Hospital de Día Quirúrgico y mejora su funcionamiento en una nueva ubicación

Escrito por Samara GARCIA el 3 ago. 2022
Etiquetas: Cirugía, Quirófano
Con una inversión superior a 400.000 euros, las nuevas instalaciones ocupan cerca de 500 metros cuadrados, por los que pasan a diario 60 pacientes que necesitan cirugía sin ingreso hospitalario
El Clínico San Cecilio amplía un 30% la capacidad de su Hospital de Día Quirúrgico y mejora su funcionamiento en una nueva ubicación

El Hospital Universitario Clínico San Cecilio de Granada ha ampliado más del 30% la capacidad de su Hospital de Día Quirúrgico (HDQ), que ha pasado de contar con 42 puestos para albergar a pacientes, a disponer de un espacio donde pueden ser atendidos simultáneamente 58 pacientes.

Para ello, ha sido necesario trasladar nuevamente estas instalaciones, que en su ubicación original ocupaban una sala de hospitalización en la segunda planta del edificio de la Avenida de la Innovación (en el Parque Tecnológico de la Salud), y que durante la fase más severa de la pandemia, dentro del plan de contingencia, hubo que ubicar en una de las cafeterías del centro hospitalario, acondicionada de forma transitoria para este uso.

Ahora, el HDQ cuenta ya con su ubicación definitiva en un espacio amplio y diáfano de alrededor de 500 metros cuadrados, que ha requerido una inversión superior a los 400.000 euros, y ha permitido organizar la actividad y los cuidados de manera más eficiente.

Así, un total de 29 camas y 29 sillones se distribuyen por el nuevo espacio favoreciendo una mejor vigilancia de los pacientes por parte de los profesionales que los atienden, en total más de una treintena de profesionales de enfermería, entre enfermeras y técnicos en cuidados auxiliares de enfermería. Además del personal propio de quirófano correspondiente a cada servicio: Anestesiología, facultativos de los servicios quirúrgicos, enfermería de quirófano, celadores, etc.

De media, cada día, de lunes a viernes en horario de mañana y tarde, 60 pacientes que requieren cirugía sin necesidad de ingreso hospitalario pasan por el HDQ. Se trata de pacientes que se someten a cirugía ambulatoria, aquella en la que, en el mismo día, el paciente es intervenido y recibe el alta hospitalaria.

En este tipo de intervenciones se emplean las técnicas y tecnologías quirúrgicas más avanzadas y menos invasivas, propiciando una recuperación más rápida del paciente, y facilitando la incorporación a su vida cotidiana.

Entre las principales patologías de las que se operan los pacientes del HDQ se encuentran: cataratas, fimosis y vasectomías, hernias, vesículas, túnel del carpo, artroscopias o varices, entre otras.

 

Beneficios para los pacientes

Cristina Carvajal, cirujana y directora médica del hospital granadino, explica: “Se ha cambiado la estructura con respecto a la antigua ubicación en la sala. La nueva disposición aglutina sillones y camas, lo que favorece que los profesionales estén en contacto permanente con los pacientes, contribuyendo a humanizar de forma importante la asistencia”.

Además, añade Carvajal, la zona es más diáfana, lo que permite que los pacientes, “sobre todo los de avanzada edad (como pacientes de oftalmología o dermatología) tengan mayor vigilancia y atención, al no ubicarse en habitaciones separadas”.

Entre las ventajas que ofrece el nuevo HDQ, además del incremento de la capacidad, destaca también la mejora en los tiempos de traslado de los pacientes, al localizarse en el mismo área quirúrgica de cirugía ambulatoria y de reanimación postanestésica.

De igual modo, se ha mejorado también el circuito de recepción de pacientes, que son ambulatorios. Es decir, ahora la entrada que se realiza desde consultas externas conduce directamente a la zona de recepción de pacientes para este tipo de cirugías y al área de tratamiento. Por otro lado, también se ha ganado en espacio de almacenamiento.

En este sentido el circuito que siguen los pacientes es más ágil: entran al HDQ; pasan a quirófanos de cirugía ambulatoria (ubicados junto a HDQ); tras la cirugía, llegan desde quirófanos a la zona de despertar; vuelven al HDQ tras despertar de la anestesia; y reciben el alta hospitalaria, todo en la misma área.

Manuel Reyes, director gerente del hospital destaca también un aspecto fundamental para el día a día del centro hospitalario: “El cambio de ubicación del Hospital de Día Quirúrgico nos ha permitido también algo esencial, que es poder disponer de 30 camas más para hospitalización convencional, al recuperar una sala de hospitalización completa, que es donde se ubicaba al inicio el HDQ”.

Reyes y Carvajal subrayan la importancia de la colaboración en este proyecto de los responsables del Servicio de Anestesiología y Reanimación, así como de la Enfermería del Bloque Quirúrgico. Destacando en este sentido que el proyecto de cambio de ubicación, ha implicado también una forma diferente de organizar la actividad y reubicar otro tipo de asistencia sanitaria que se prestaba en este espacio. En concreto, la Unidad del Dolor se ha ubicado contigua y comunicada con la Unidad de Reanimación Postanestésica, consiguiéndose así ganar espacio para una consulta más y la posibilidad de desarrollar en ella técnicas de tratamiento complejas.

Balance asistencial

Desde que comenzó su funcionamiento, a principios de este año, en el Hospital de Día Quirúrgico se han atendido ya cerca de 6.000 pacientes, que se han sometido a cirugía ambulatoria.

Cada año se realizan de media alrededor de 20.000 intervenciones quirúrgicas totales en el Clínico San Cecilio (incluyendo operaciones urgentes y programadas con ingreso hospitalario). Aproximadamente la mitad de ellas son cirugías ambulatorias que se resuelven en el mismo día, sin requerir ingreso hospitalario de los pacientes. De ahí que el Hospital de Día Quirúrgico desempeñe un papel fundamental dentro de la actividad quirúrgica global del hospital.