El Hospital Universitario San Cecilio anima a usuarios y profesionales a liberar sus pulmones de humo y decir stop al tabaco

Escrito por Francisco Herrera el 31 may. 2019
El centro se integró recientemente en la Red Andaluza de Servicios Sanitarios y Espacios Libres de Humo y cuenta con una consulta monográfica de deshabituación tábaquica
El Hospital Universitario San Cecilio anima a usuarios y profesionales a liberar sus pulmones de humo y decir stop al tabaco

El Hospital Universitario San Cecilio está desarrollando un programa de actividades para concienciar sobre los beneficios de dejar el tabaco e informar sobre las consecuencias nocivas relacionadas con su consumo, coincidiendo con el Día Mundial sin Tabaco que se celebra hoy, 31 de mayo. Bajo el lema, “Libera tus pulmones del humo. Di stop al tabaco” se ha instalado una mesa informativa en el acceso a consultas externas del hospital.

En esta mesa, profesionales de los servicios de Neumología, Cardiología y Medicina Preventiva están ofreciendo información práctica sobre cómo iniciar el proceso de deshabituación tábaquica. En este sentido, el Hospital San Cecilio cuenta con una consulta monográfica para atender a los pacientes de riesgo derivados de otras especialidades. Además, durante la mañana, se están intercambiando cigarrillos por fruta como vía para fomentar hábitos saludables y se están realizando espirometrías para medir la cantidad de monóxido de carbono en el aire espirado y determinar el grado de tabaquismo de las personas fumadoras. Igualmente, en el marco de este día, se han instalado dos paneles informativos sobre cómo mejora nuestra salud sin tabaco y qué ventajas tiene el evitar su consumo.

La mesa ha contado con la asistencia del delegado territorial de Salud y Familias, Indalecio Sánchez-Montesinos, que ha recordado que, según la Organización Mundial de Salud, “el consumo de tabaco está relacionado con 8 millones de muertes al año en el mundo y alrededor de 10.000 en Andalucía, siendo uno de los principales problemas de salud entre la población” por lo que “es prioritario para la Junta de Andalucía reducir las actuales tasas de fumadores a través de un trabajo coordinado en todos los ámbitos: educativo, sanitario, laboral, etc.”

Por su parte, el director gerente del Hospital San Cecilio, Manuel Reyes, ha recordado “el daño que el tabaco produce a la salud pulmonar y cardiorrespiratoria de las personas y el efecto que su consumo tiene en el entorno de los fumadores, perjudicando la salud de quiénes los rodean y generando contaminación a través de residuos como las colillas”.

Datos de consumo

Según los resultados de la Encuesta sobre Alcohol y Drogas en España (EDADES) en 2017, el tabaco es la segunda droga con mayor prevalencia (40,9%) por detrás del alcohol (75,2%). El 69,7% de la población de entre 15 y 64 años había consumido tabaco alguna vez y la edad media de inicio en el consumo se sitúa en los 16,6 años, consolidándose como hábito diario antes de cumplir los 19.

Entre los consumidores de tabaco a diario un 67,1% se han planteado dejar de fumar, la mayoría mujeres. Un 77% de ellos fuman cigarrillos de cajetilla, un 15,4% consumen tabaco de liar y el 7,6% optan por ambas opciones.

Por su parte, los cigarrillos electrónicos han sido utilizados alguna vez en su vida por un 6,8% de la población. En este sentido, Francisco Casas, neumólogo del Hospital San Cecilio, señala que “el uso de estos dispositivos (cigarrillos electrónicos, pipas de agua, vapeadores, etc.) no está exento de riesgos, ya que pueden producir daño pulmonar y cardiovascular” y, además, “no ayudan a dejar de consumir tabaco”.

La Consejería de Salud y Familias dispone de servicios y recursos para abandonar el consumo de tabaco como, por ejemplo, la línea telefónica gratuita Quit Line (900 850 300), los programas de deshabituación o la plataforma online Ventana Abierta a las Familias de Salud Responde.

Espacios libres de humo

El Hospital Universitario San Cecilio se ha adherido recientemente a la Red Andaluza de Servicios Sanitarios y Espacios Libres de Humo (RASSELH) para mostrar su compromiso y el de sus profesionales en el desarrollo de estrategias en materia de lucha contra el tabaquismo.

La adhesión a esta iniciativa se traduce en diversas líneas de trabajo para abordar integralmente el hábito tabáquico entre pacientes, usuarios y los propios profesionales del hospital. Así, entre las acciones se incluye un plan que contempla el registro del hábito tabáquico en las historias clínicas, la difusión de cuñas informativas y cartelería en los diferentes espacios del centro, así como la vigilancia de los espacios exteriores y un plan de formación para mejorar las competencias del personal sanitario para ayudar a dejar de fumar a los pacientes con patologías específicas relacionadas con el tabaquismo como factor de riesgo. La Comisión multidisciplinar del hospital es la encargada de hacer operativo el plan específico y las medidas que se adoptan.